Tutorial de Scrapbooking: pautas de composición para un layout

Por Laura

ACAVATAR LAURA

Buenos días!

A todas nos ha pasado que, al plantarnos delante de un papel para realizar un layout, no sabemos por dónde empezar. Esto ocurre mucho cuando empiezas en este mundillo, y… cuando ya llevas un tiempo también, jaja, te lo dice una servidora.

Pues bien, hoy vengo a explicaros de una forma muy breve y concisa algunas pautas o reglas que os faciliten la composición de un layout, aunque no hace falta decir que lo que os explique, es aplicable a cualquier tipo de proyecto.

Quiero puntualizar que no soy experta en la materia, y quiero que esto quede muy, muy claro. Lo que voy a explicaros hoy, es un resumen de todo lo que he ido descubriendo desde que conozco este mundillo. Soy una persona muy autodidacta, me encanta indagar en libros, en internet… y bueno, digamos que mi formación tiene también un poquito que ver.

Reglas de composición y color hay muchas…muchas. La mayoría de ellas son comunes a todas las artes plásticas y al diseño. Lo que yo os explique aquí, será una recopilación de aquellas reglas que más pueden servirnos en el mundo del Scrap, pero tened presente que no es nada exclusivo de este mundo, ok? Y bueno…vamos a dejarnos de tanta charla y empecemos, os parece?.

Componer no es otra cosa que organizar una serie de elementos de una forma armónica y equilibrada, teniendo en cuenta factores como la proporción, el movimiento, el ritmo, la luz, el color, simetría… La composición por tanto, será la que dará coherencia a nuestro proyecto mediante las siguientes reglas:

  1. El centro de interés. Nuestro centro de interés será principalmente la fotografía, y por ello debemos tener muy claro dónde ubicarla, ya que en torno a ella girará el resto de la composición. podemos también ubicar varios centros de interés.
  1. Regla de los tercios. Consiste en dividir el soporte en una cuadrícula de 9 rectángulos iguales, de manera que el elemento principal de nuestra composición o punto focal se sitúe en una de las cuatro intersecciones, logrando que nuestra vista realice un recorrido visual a lo largo de toda la página. No obstante, las reglas están para romperlas, y una composición cuyo elemento principal se encuentre en el mismo centro geométrico de nuestra página, puede resultar una composición perfecta si el resto de elementos están bien combinados y equilibrados.
  1. Esquemas compositivos. Existen varios esquemas de composición con los que podemos trabajar.
  • El triángulo visual. El triángulo, por ser el polígono más sencillo, resulta una lectura fácil de interpretar para nuestro cerebro. No tenemos por qué limitarnos a un solo triangulo por composición, sino que podemos combinar la existencia de varios.
  • Composiciones en diagonal. El recorrido que realiza nuestra vista es también fácilmente interpretado por nuestro cerebro
  • Composición en equis. Es la combinación de dos diagonales.
  • Simetría radial. A partir de un centro, los distintos elementos se organizan en una disposición radial.
  • Composición mediante compensación de masas. No es otra cosa que compensar la composición en función de los elementos que vayamos a utilizar y tratar de crear “contrarios” con el objetivo de equilibrar los elementos compositivos o pesos visuales.

foto 1

En esta imagen vemos cómo se ha aplicado la regla de los tercios. El centro de interés es la fotografía, y ocupa una de las intersecciones. Además, la composición se rige por unas líneas horizontales en el lado superior e inferior de la página, dando estabilidad al proyecto. Como esquema compositivo vemos una composición en diagonal, constituida por la foto y un punto contrapuesto, el título, creando un equilibrio de masas. Finalmente encontramos repetición en varios elementos decorativos, como son los enamels dots y las flores de madera que están dispuestos en grupos de tres (regla de los impares) y formando esquema triangular.

  1. Los grupos de tres y reglas de los impares. Muy relacionado con la regla del triángulo visual, está la regla de los grupos de tres. Y es que nuestro cerebro procesa antes la información cuando vemos los elementos de la composición agrupados de tres en tres. El número tres parece ser que es el número que aporta perfección y equilibrio a una composición. En caso de añadir más elementos, es preferible siempre hacerlo en base a un número impar.
  1. Patrones. Seguir patrones da armonía a un proyecto. La repetición, el ritmo, etc logran una visión de conjunto.

IMG_7856MODI

En este caso la disposición de los elementos nos indica un esquema compositivo en forma de equis, ya que tenemos dos diagonales: una de ellas la marca el papel de rayas negras, y la otra el grupo de elementos decorativos y el título. También tenemos los enamels dots formando grupos de tres en disposición triangular.

  1. El espacio negativo. El espacio negativo no es más que aquel espacio en blanco que dejamos en una composición y que en sí mismo, forma parte de esa misma composición. No aporta una información relevante, pero forma parte del conjunto.
  1. Las líneas. Las líneas son importantes porque de una manera u otra también organizan la composición. Cuando nuestro ojo detecta una línea, automáticamente tratamos de averiguar hacia dónde nos lleva esa línea. Si las líneas están bien distribuidas, pueden llegar a guiar los ojos por todo el encuadre. Así pues, las líneas horizontales, transmiten estabilidad, calma…marcan el horizonte. Las verticales, transmiten fuerza, crecimiento, poder… y las diagonales, como ya hemos mencionado, son perfectas para aportar dinamismo.

sweetmoma_layout_scrapbooking_005

En esta imagen hemos roto la regla de los tercios en pro de una composición cuyo centro de interés lo encontramos en el centro geométrico de la página. En este caso tenía claro que la imagen era lo principal y lo que quería destacar, por ello la foto se acompaña de una composición basada en un eje vertical y otro horizontal, en cuya interesección encontramos la fotografía. Igualmente encontramos una disposición diagonal de los elementos formada por la madera “cool kid”, y el título, creando así también un equilibrio de masas visuales. Para acabar, varios elementos dispuestos en grupos de tres y formando triángulo.

  1. El color. Hablar del color es hablar durante horas, ya que la teoría del color es extensísima, y aquí no vamos a hacerlo. Pero si es cierto que muchas veces se nos plantea un problema cuando debemos elegir los colores que van a regir nuestro proyecto. Aquí van dos trucos:
  • Hacer uso de las colecciones que lanzan los distintas marcas, donde todos los elementos están coordinados y no debemos preocuparnos de si combinan o no.
  • Regirnos por los colores de la fotografía, y a partir de ahí, crearnos un esquema que contenga tres colores. Uno como color principal, siendo el que predomine, otro como color secundario, y finalmente un tercero, como color complementario y que solo aporte toques de color.

Y después de todo este rollo (si, lo se….es un pestiñazo, como decía mi profe de historia), puedes ya ponerte a crear unos layouts fantásticos de la muerte. Ojo!! No te vuelvas loca por aplicar todas y cada una de estas reglas, faltaba más! Con que apliques algunas, el resultado será claramente armonioso y equilibrado. Te animas ahora a crear un layout? Espero que con estas indicaciones pierdas un poquito el miedo!

Nos vemos!

 

Go to Sweet M�¶ma Shop

12 comentarios de “Tutorial de Scrapbooking: pautas de composición para un layout

    1. Muchas gracias Susana! Me alegro que te sean útiles y, si los pones en práctica, anímate a enseñarnos lo que sale!
      Un beso!

  1. Laura, me ha encantado esta entrada! Súper útil, y a la vez los trabajos que muestras como ejemplo son divinos. Enhorabuena guapa! Muaks!

    1. Dulcita, muchas gracias por comentar, me alegra mucho que lo hagas. Muchos ánimos guapa y un besazo y abrazo enormes para ti!

  2. Wow, tocaya! Menuda master class! Yo aprendí algo sobre composición y teoría del color en la facultad pero estos puntos que tocas son una herramienta estupenda para analizar esos layouts que nos llaman la atención y descubrir porqué funcionan…empezando por los tuyos que son una maravilla!

    1. Muchas gracias Laura!! Lo cierto es que cuando hago un layout, simplemente me dejo llevar. Nunca me he parado a pensar en estas reglas a priori, si no que una vez tengo el layout hecho, veo que de forma intuitiva y sobre todo insconsciente, las he aplicado. Supongo que será algo innato de las que vivimos por y para crear, jaja!! Segura estoy que a ti también te ha pasado!
      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *